Palomitas de Maíz.

El maíz pira fue cultivado por primera vez en México hace 9000 años. Los arqueólogos han descubierto que las palomitas de maíz se conocen desde hace miles de años. En México, por ejemplo, han encontrado restos de palomitas de maíz que data de alrededor de 3600 a. C. Muchos historiadores creen incluso que las palomitas de maíz es el primer tipo de maíz que los seres humanos conocieron.

Las palomitas de maíz no solo es un rico aperitivo o ese deseo irrefrenable cuando vamos al cine o en una reunión. Es, además, un alimento muy saludable. Ello se debe, principalmente, a su alto contenido en fibra y a su gran poder antioxidante. ¡No lo dudes, es el snack favorito!

No hay evento o reunión familiar sin palomitas de maíz, ¿verdad? No tienes por qué renunciar a este delicioso y saludable snack. Además de irresistible, porque es empezar con la primera y ya no poder parar, las palomitas de maíz tienen un sinfín de beneficios como su alto contenido en fibra y su alto poder antioxidante.

A todas las siguientes bondades también tenemos que sumarle grandes ventajas. Entre ellas que se trata de una opción muy económica e incluso que, aunque parezca obvio, podemos versionarlas a nuestro gusto. ¿Dulces o saladas? ¡en la variedad está el gusto!

Beneficios de las palomitas de maíz.

  1. Son ricas en minerales y vitaminas. Las palomitas de maíz son un alimento muy rico en vitamina E, con 11,03 mg por cada 100 gramos de palomitas, y en vitaminas del grupo B. Contienen, además, otros importantes nutrientes: hierro, proteínas, calcio, potasio, yodo, zinc, carbohidratos, magnesio, sodio, vitaminas A, C, D y K, fósforo…
  2. Tienen un alto contenido de fibra. Esto significa que son grandes aliadas para mejorar la digestión, además de ayudar a regular el tránsito intestinal, previniendo malestares como el estreñimiento. Otro de los beneficios de la fibra que aportan las palomitas es que ayudan a reducir los niveles de colesterol, por lo que reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  3. Contienen polifenoles. Estos antioxidantes, de los más poderosos que existen, tienen la función de limpiar del organismo y protegerlo del daño de los radicales libres. Los antioxidantes de las palomitas de maíz también combaten los signos del envejecimiento, reduciendo la aparición de arrugas y manchas en la piel.
  4. Ayudan a controlar la línea. Gracias a su bajo nivel calórico y a la fibra que poseen, son uno de los alimentos más saciantes, ya que inhiben la liberación de ghrelina, la hormona del hambre, por lo que sacian rápidamente el apetito haciendo que nos sintamos llenos. Una taza de palomitas contiene 30 calorías, cinco veces menos que unas patatas fritas.
  5. Regulan los niveles de azúcar en la sangre, por lo que son un alimento apto para diabéticos. Eso sí, mejor si las consumimos sin azúcar añadido, por lo que una buena idea es aportar sabor con diferentes especias y una pizca de sal.
  6. Son una fuente extra de energía. Los hidratos de carbono que tienen las convierten en una buena fuente de energía que nos ayudará a estar más activos y animados durante el día.
  7. Aportan minerales que ayudan a relajar los músculos. Por este motivo, las palomitas de maíz son recomendables para consumir después de hacer ejercicio y, ¿Qué hay mejor que reunirnos con nuestros amigos o familiares mientras las consumimos?
  8. Mejoran el funcionamiento del sistema nervioso y combaten la ansiedad. Las palomitas de maíz son un buen remedio natural para combatir a la ansiedad si se comen con moderación, pues mientras las consumes, su contenido de vitaminas del grupo B mejora la función del sistema nervioso, su contenido de magnesio mejora la función de tus músculos y el simple hecho de consumirlas hace sentir satisfacción.
  9. Contribuyen a la salud visual ya que ayudan a combatir la degeneración macular.
  10. Información nutricional de las palomitas de maíz naturales por cada 100 gramos:

Calorías: 375

Grasas totales: 4.3 g

Ácidos grasos saturados: 0.6 g

Sodio: 7 mg

Potasio: 274 mg

Carbohidratos: 74 g

Fibra alimentaria: 13 g

Azúcares: 0.9 g

Proteínas: 11 g

Calcio: 5 mg

Hierro: 3 mg

Vitamina: B6

Magnesio: 123 mg

Fuente: Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA).