Emprender sin capital

¡Qué bueno sería contar con capital de sobra para iniciar ese negocio que tanto anhelamos!… pero en la realidad son pocos los emprendedores que tienen suficiente efectivo para poder emprender sin necesidad de preocuparse por el dinero.

Cuando un emprendedor no tiene capital suficiente para iniciar su negocio puede recurrir a distintas fuentes de financiación, tales como bancos, programas de apoyo gubernamentales, prestamos de familiares y amigos, etc. Pero… ¿Qué hacer si no logramos conseguir el dinero necesario para comenzar nuestra empresa?

¿Cómo empezar un Negocio sin Capital?

Quiero compartirles algunas lecciones de emprendimiento que Claudia Martinez Fornara [1] ha publicado en un artículo para el Diario «El Observador». En el artículo, Claudia menciona las claves que ha seguido para iniciar y desarrollar su propia empresa teniendo en cuenta que su capital inicial fue muy limitado.

Sin importar que tu capital sea poco o mucho, estos consejos son 100% prácticos para hacer un uso eficiente de los recursos en tu nuevo negocio y lograr que sea una empresa sólida y sostenible desde el comienzo. ¡Toma nota!

1. Explota tu Creatividad

Contar con poco dinero es todo un reto para poner a prueba nuestra capacidad creativa y generar las más fascinantes ideas que de ninguna otra manera pudieran llegar a concebirse.

Como ejemplo, te invito a leer el artículo sobre «¿Qué harías para ganar dinero si solo tuvieras 5 dólares y 2 horas para hacerlo?», allí verás que al retar a nuestra mente podemos obtener ideas maravillosas.

Como cuentas con poco dinero, es necesario que tu emprendimiento esté acompañado por una alta dosis de creatividad, entonces en vez de enfocarte en lo que te falta para comenzar, fíjate en lo que tienes a la mano e inyéctale todo tu potencial creativo para ver de qué manera puedes aprovechar cada recurso.

2. Emprende en aquello que te Apasione

Identifica qué es lo que más te gusta hacer y trata de unir creativamente tu pasión con una idea de negocio. Cuando emprendes en aquello que te gusta, vas a dar mucho más de ti y vas a estar dispuesto a luchar con determinación, aunque tu capital inicial sea poco. No olvides que comenzar un negocio sin capital implica que debes trabajar muy duro si quieres sacarlo adelante, y nada mejor que trabajar arduamente en lo que realmente nos gusta hacer.

3. Emprende en un sector en el que tengas experiencia

Si emprendes en un sector que desconoces, tienes mayores probabilidades de fracasar y de perder dinero.

Cuando tus recursos son muy limitados, debes capitalizar tus conocimientos y experiencias. Procura empezar con un modelo de negocios que conozcas muy bien, así sabrás cómo hacer un uso más eficiente de tus recursos y reducirás considerablemente la incertidumbre.

4. Identifica alternativas de cero costo para reducir la inversión inicial

Inicialmente debes aprovechar al máximo cualquier recurso que tengas a la mano. La idea es reducir la inversión inicial de tal manera que podamos empezar cuanto antes y generar ventas lo más pronto posible.

Aprovecha las ventajas de las nuevas tecnologías, optimiza las técnicas de producción, no contrates personal innecesario, evita los créditos demasiado costosos, etc. La idea es optimizar al máximo el uso de recursos financieros. Te recomiendo revisar estos consejos de Edwin Amaya para minimizar la inversión inicial en la creación de una empresa.

5. Aterriza tus ideas y diseña tu modelo de negocios

Cuando elijas una idea para emprender no debes darle demasiadas vueltas al asunto, mejor aprovecha el tiempo para lanzar un prototipo de tu producto o servicio y comenzar a recibir feedback de clientes reales.

En este punto te puede ser de gran ayuda elaborar un modelo de negocios canvas y aplicar los principios de la metodología Lean Startup para ajustar tu modelo de negocios según el comportamiento del mercado.

En el siguiente video encuentras una guía paso a paso para aplicar estos conceptos y herramientas:

6. Crea alianzas

Identifica empresas con las que puedas crear alianzas y hazles una propuesta en la que ambas partes se vean beneficiadas. No tienen que ser empresas multimillonarias, seguro que en tu región hay muchas pequeñas empresas con las que puedes construir relaciones de valor.

A través de estas alianzas puedes obtener precios especiales, plazos de pago más amplios, optimización en costos, publicidad gratuita y muchos otros beneficios que aportarán significativamente al crecimiento de tu negocio.

7. Vende antes de producir

Otra estrategia interesante para emprender sin capital es realizar pre-ventas, es decir, vender primero y producir después; de esta forma se reduce la inversión inicial necesaria y, además, se valida el potencial comercial de nuestro producto.

Por ejemplo, cuando los hermanos Mark y Matthew McLachlan diseñaron el Fidget Cube, decidieron lanzar una campaña de crowdfunding para que los interesados pudieran prácticamente pre-comprar el producto. A través de esta campaña recaudaron más de $6 millones de dólares, dinero que usaron para producir masivamente el producto y enviarlo a aquellos que habían aportado a la campaña.

8. Prioriza y Enfócate

Un error de muchos emprendedores es gastar los pocos recursos que tienen en elementos que no aportan directamente a la producción de valor en el negocio; por ejemplo, invierten de más en mobiliario, mesas de ping pong, decoración, etc.

Es importante que identifiques cuáles son las actividades y recursos clave de tu modelo de negocios, y te enfoques en ello. Todo lo demás, es secundario.

9. No temas tocar puertas

Que la vergüenza no te impida lograr tus objetivos. No temas tocas puertas en busca de apoyo al iniciar tu negocio. Puede que tus vecinos, amigos y familiares tengan algún recurso útil que te puedan ceder para empezar tu negocio. Eso sí, asegúrate de dejar bien claras las condiciones al momento de recibir algo de apoyo para evitar malentendidos más adelante.

10. ¡Anímate!, da el primer paso

Ya tienes una idea creativa que te apasiona, conoces el sector en el que vas a emprender, has planeado el uso de tus recursos y cuentas información clave obtenida de clientes reales, entonces ¿Por qué no empezar de una vez por todas tu negocio?

Bien, llegó la hora de que des el primer paso y te lances a vivir la apasionante aventura de iniciar y desarrollar tu propio negocio. Todo lo que te espera es un camino donde la disciplina, el esfuerzo, la constancia, la paciencia y, por supuesto, mucha pasión, serán tu mejor compañía.

Casos de empresas exitosas que empezaron con poco capital

¿Crees que es imposible emprender con poco o nada de capital? Te invito a conocer brevemente a 6 empresas exitosas que nacieron con una inversión inicial inferior a los $5.000 USD, incluso algunas empezaron con capital cero:

    • Samsung: La gigante empresa tecnológica coreana comenzó con un capital inicial de apenas 20 Euros (Aproximadamente 26 USD), pero es que inicialmente su negocio nada tenía que ver con tecnología, solo se dedicaba a vender pescado seco.
    • Dell: Inició con el nombre de PC Limited y fue fundada por Michael Dell con una inversión de 1.000 USD.
    • Subway: Con tan solo 17 años y con la necesidad de costearse su universidad, Fred DeLuca pidió a sus amigos un préstamo de 1.000 USD para abrir una tienda de sandwiches que luego se convertiría en una de las franquicias más importantes del mundo entero.
    • Servientrega: Jesus Guerrero fue despedido de su trabajo en una empresa de mensajería y uso su liquidación para fundar su propia empresa. Su capital inicial fueron 17.000 pesos Colombianos que vienen siendo unos 3.000 USD actualmente.
    • Facebook: Mark Zuckerberg solo necesitó sus conocimientos en programación para iniciar una de las compañias más poderosas de Internet.
    • Google: Sergey Brin y Larry Page tenían una gran idea, pero poco dinero para financiarla. Comenzaron en un garaje y con mucha pasión mantuvieron vivo el proyecto hasta que lograron atraer inversores interesados en apoyarlos.

Estos son solo algunos ejemplos. Si seguimos buscando nos encontraremos con muchas otras historias donde los emprendedores no contaban con más que una idea innovadora y mucha pasión por lo que hacían.

Para finalizar, te invito a leer estos consejos para iniciar una empresa con poco o nada de dinero, allí conocerás las claves del Bootstrapping, una metodología para emprender con pocos recursos.

Fuente: Negocios y Emprendimiento.org